Phottix Odin 2 TTL: El Disparador definitivo?


Hoy quiero hablar de una pieza importante de mi equipo técnico: el disparador inalámbrico para flashes. El “trigger” es un elemento que permite disparar un flash desde lejos, y esto es un gran avance en las posibilidades expresivas. Junto con una buena cámara y unos buenos lentes, considero que el flash es una herramienta indispensable en grandes ocasiones, tanto para fotografía de retrato como para reportajes.

Desde hace muchos años he estado utilizando el disparador Phottix Odin, uno de los primeros en ofrecer un control remoto fiable y preciso con opción de TTD para Nikon. Cuando salió este disparador al mercado, en el 2009 fue realmente interesante por su capacidad de controlar también el zoom de los flashes, o sea permitiendo al fotógrafo ajustar la amplitud de la luz emitida por el flash desde lejos.

Hablamos de un disparador capaz de mantener la sincronía con el flash incluso a velocidades muy altas, como 1/2000 de segundo o menos. Un disparador con un alcance de más de 50 metros y una fiabilidad extraordinaria.

El primer modelo del disparador Odin tenía una ciertas limitaciones, durante los años en que lo he utilizado me ha funcionado siempre bien pero en algunos casos echaba en falta algo más. Concretamente el sistema para modificar la potencia del flash se basaba en botones y podía ser un poco lento y complicado hacerlo en el medio de una sesión de retrato con una pareja u otra situación que requiere nuestra rapidez.

Me alegré cuando supe que iba a salir un nuevo modelo del disparador Odin porque me pareció interesante ver que llevaba una rueda en el centro, para así modificar rápidamente los valores de potencia del flash. Otro avance del nuevo modelo de Odin es la luz de asistencia al AF integrada, un detalle que permite disparar con autofocus de forma rápida y segura incluso con poca luz.

 

disparador phottix odin 2

Hace dos semanas he recibido un disparador y un receptor Odin 2 y los he podido usar en varias sesiones fotográficas para comprobar si realmente el sistema funciona como me esperaba. He puesto a prueba el sistema con una Nikon D610 y un flash SB 900 en situaciones reales durante sesiones fotográficas y reportajes.

Lo primero que se nota en esta nueva versión es la calidad de los materiales. Siendo un elemento que llevamos arriba de nuestra cámara es posible que en ocasiones sufra algún golpe accidental y por tanto se agradece que este elemento sea fuerte y resistente. En especial la zapata que conecta el disparador con la cámara es de metal, con un sistema de enganche mucho más fiable que el anterior.

El disparador parece ser un poco más grande de la primera versión y tiene una inclinación de 45 grados que hace más fácil leer los datos en el monitor. El receptor es de dimensiones mayores respecto a la versión anterior y lleva un pequeño monitor que nos indica el canal y el grupo que utiliza.

receptor phottix odin 2

Personalmente he encontrado muy cómodo el nuevo sistema para impostar la potencia del flash, la rueda permite cambiar con rapidez y precisión la potencia. Disponer de 5 canales es un plus, aunque yo normalmente con 2 canales tengo suficientes, es posible que en algunas ocasiones sea importante disponer de un canal más para controlar un flash puesto en un lugar especifico.

La luz de asistencia al AF integrada funciona realmente bien, cuando tenemos una situación oscura sin ella es casi imposible usar el autofocus, así que es un avance útil y importante. Especialmente para fotografiar bodas se agradece contar con un ayuda para que la cámara enfoque. Los usuarios Nikon tienen una luz de ayuda que pero usa la batería interna de la cámara así que llevar el disparador Odin 2 nos permite ahorrar también energía.

El sistema para impostar la potencia de cada canal es bastante bueno, aunque he necesitado un poco de tiempo para entenderlo y usarlo con soltura. Hay que familiarizarse con ello, una vez aprendido es rápido y seguro. En mi opinión se podría mejorar para hacerlo aún más simple y intuitivo, para evitar que en el medio de una sesión tengamos que distraernos para importarlo correctamente.

Por último estos disparadores incluyen una nueva funcionalidad, el digital ID. Este es un sistema pensado para fotógrafos que se encuentran en un evento con muchos otros colegas. Para evitar que nuestro flash dispare con el señal de otro fotógrafo el digital ID es como un código especial. Disponible en los canales del 5 al 32 es plus que podría ser útil en alguna ocasión, aunque personalmente no lo encuentro un avance tan significativo.

En este vídeo os muestro más de cerca las características de este producto:

CONCLUSIÓN:

Puntos a favor:

  • Luz de asistencia al autofocus integrada
  • Calidad de fabricación
  • Rueda para seleccionar la potencia
  • Posibilidad de sincronizar con altas velocidades
  • Control del zoom del flash

Puntos en contra:

  • Sistema operativo no del todo intuitivo, al principio
  • Tamaño del receptor más grande de lo esperado

En pocas palabras:

El Phottix Odin 2 es uno de los mejores disparadores disponibles en el mercado. Fiable, robusto y de gran precisión. Tiene todo lo que un fotógrafo puede necesitar y es un gran aliado que nos sacará de apuros en los momentos difíciles. Se puede pedir solo un sistema más intuitivo para su manejo pero una vez aprendido ya no es un problema.

Precio de venta:

Los precios al día de hoy en Amazon están sobre los 150 euro para el receptor y entre 150 y 200 euro para el disparador. (El precio varía según el modelo) Hay disponible para Nikon, Canon y Sony.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *